ecografía 4D

Ecografías 4D y 5D: Cuándo hacerlas y qué tener en cuenta

Una de las cosas más chulas que recuerdo de mi embarazo fue la ecografía 4D. Nos la hicimos cuando estábamos de 26 semanas. Me moría de ganas de ver algo más que las imágenes de las ecos de control rutinario.
La ecografía que nos hicimos hace ya algo más de dos años era 4D. Ahora las hacen también en 5D, e incluso hay sitios en los que puedes ponerte unas gafas de realidad virtual. ¡Que pasada!

Diferencias entre ecografías 3D, 4D y 5D

Ya sabemos que una ecografía en 2D, es una imagen fija del feto, en blanco y negro. La ecografía 3D lo que hace es aportar volumen a esa imagen fija, dotándola de 3 dimensiones. La imagen es mucho más real, pero sigue siendo fija
Las ecografías 4D son una ecografía 3D en movimiento. Vemos al feto en 3 dimensiones pero a tiempo real, como si fuera un video.
Las últimas técnicas permiten obtener imágenes con mayor resolución y definición. Esto es gracias al software de tratamiento volumétrico que utilizan, con el que se consigue más realismo en la imagen. Son las llamadas ecografias 5D

ecografia 4D de perfil

Cuándo realizar la ecografía 4D/5D

Las ecografías 4D y 5D puede realizarse en cualquier momento del embarazo. Se recomienda hacerlo entre las 26 y las 32 semanas, cuando se obtienen las mejores imágenes. Si lo haces más cerca de la semana 26, podrás ver al bebé, no de cuerpo entero, pero casi. Pasada la semana 32, el bebé estará más grande y la ecografía se centrará más en el rostro del bebé. Cuando se está embarazada de gemelos, dicen que lo mejor es entre las semanas 21 y 26.
En muchos sitios ofrecen packs para hacer seguimiento a lo largo del embarazo. Así podrás disfrutar de varias ecografias 4D o 5D.


No siempre vas a poder tener imágenes perfectas, ya que depende de que el bebé se deje ver. En nuestro caso, por ejemplo, comenzamos la ecografía y el peque tenía un pie tapando la cara:

ecografía 4D

Tuvimos suerte y enseguida se movió y nos dejó verle perfectamente. De todas formas, no os preocupéis porque en la mayoría de los sitios, si este es el caso, te la repiten sin coste en otro momento.

Cosas a tener en cuenta si te haces una eco 4D

Al contrario que las ecografías de control del hospital, este tipo de ecografías 4D y 5D son para disfrutarlas.
Para empezar, en lugar de 5 minutos, duran aproximadamente media hora. Tiempo suficiente para dar tiempo a que el bebé se deje ver, para verle en diferentes posturas o «gestos», escuchar sus latidos… Es una oportunidad de recrearte «conociendo» por primera vez a tu pequeño.

No hay que prepararse de ninguna manera para hacerse este tipo de ecografías 4D. Si te recomiendan no usar cremas hidratantes el día anterior a la ecografía 4D, para no interferir en la captura de la imagen.

Las imágenes se entregan después en un DVD. Normalmente puedes elegir diferentes packs, con más o menos material. A la hora de la verdad, despues de ver al bebé, te quedarás con el que te ofrece todas las imágenes, los videos y todopaaMuchos sitios están preparados para poder ir con el resto de la familia, si queréis que os acompañen. Tienen un límite, por supuesto, pero puede ser un buen plan para que sobre todo los hermanitos, si los hay, conozcan al nuevo miembro de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *