Empezar de nuevo

Creo que registré el dominio de creamosalgojuntos.com hace como 10 años. Quizá más. Creamosalgojuntos era el nombre con el que bauticé mi proyecto de fotografía de boda y con el que hice mis pinitos en ese mundo tan bonito de las bodas.

Por diferentes motivos, hace un tiempo que dejé de hacer fotografías a nivel profesional, aunque seguí vinculada al sector de las bodas, con mi otro proyecto: www.tuparacuando.com. Reconvertí creamosalgojuntos en una marca bajo la cual realizar apps y otras soluciones tecnológicas para profesionales de boda.

Además, en estos años, he tenido un hijo y he publicado un libro. Tengo pendiente plantar un árbol, lo se  🙂

He colaborado también con otros proyectos, siempre compatibilizándolo con mi trabajo como Digital Consultant en el sector editorial, al que también llevo vinculada más de 12 años.

Hace un par de meses decidí bajar el ritmo. Hasta entonces, salía de casa a las siete de la mañana, volvía en torno a las cinco. Por la tarde aprovechábamos para hacer lo que hace cualquier familia con hijos pequeños: hacer la compra, ir al pediatra, bajar al parque con el peque, poner lavadoras, ir al pediatra, visitar a las abuelas, preparar baños, cenas, biberón…

Después de acostar a Lucas, o durante sus siestas del fin de semana, aprovechaba un par de horas para trabajar en mis cosas. Eso si no me quedaba dormida, claro.

A principios de Enero me comunicaron un ascenso en mi trabajo (¡buenas noticias!) y fue un momento de inflexión. Siendo realistas, no me planteaba dejar mi trabajo en la editorial. Me gusta lo que hago. Pero no podía seguir con ese ritmo, haciendo malabares con todos los proyectos en marcha, porque no me dejaba disfrutar de mi familia como me (y se) merecía.

Así que tomé la decisión de desvincularme de varios proyectos. Sigo publicando y escribiendo sobre bodas en Tu Para Cuando, pero al ritmo que yo me marco. Es menos del que me gustaría, pero las que sois mamis seguro que me entendéis.

Y con creamosalgojuntos… pensé en no renovar el dominio y dejarlo ahí. Pero me daba mucha pena no mantener la marca que creé con mucha ilusión hace ya tantos años.  Así que la he dado una vuelta (otra más) y pretendo utilizarlo como blog personal, donde publicar sobre maternidad, sobre viajes, sobre educación y otros temas que forman parte de mi día a día.

​Sin pretensiones ni obligaciones. Solo porque me apetece. Y que bien sienta hacer las cosas simplemente porque te apetece. ​ Asi que, si te apetece, te invito a que te quedes por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *